Tal vez has llegado hasta aquí porque te gustaría ser escritor. Olvídalo: nunca lo conseguirás. No es suficiente con que “te gustaría”; tiene que ser tu sueño. Y aunque sueñes con ser escritor, debes saber esto: Vas a pasarte muchas horas trabajando solo. La mayor parte del tiempo no estarás tecleando, sino leyendo la basura que has escrito. Los demás pensarán que pierdes el tiempo y que eres un vago y un inútil. No esperes que nadie publique tu novela:…