Hace tres meses, en un momento clave y lleno de incertidumbre, mi yo del pasado me escribió una carta: Estimado Javi del futuro: Soy el Javi de hace tres meses. Estoy a punto de vivir uno de los momentos más emocionantes de toda mi vida, sin tener ni idea de cuál va a ser el resultado (tú sí lo sabes ya), y necesito decirte algo. No sé cómo te habrá ido todo: tal vez te ha salido bien y estás…